Antitranspirantes y desodorantes

transpiracion-farmacias-castellon

Antitranspirantes y desodorantes

El exceso de sudoración junto con el mal olor corporal y su relación inmediata aunque no necesariamente cierta con la higiene personal sumados a la creciente importancia que le damos a nuestra imagen, hace que se nos planteen preguntas para las cuales en ocasiones no encontramos respuesta ó para las que acumulamos un exceso de información que no sabemos discriminar. Con una serie de sencillas preguntas y sus respuestas sin duda aclararemos muchas dudas y mitos sobre este tema.

¿Es el sudor una molestia innecesaria?

En absoluto. El sudor es necesario por varias razones. Regula la temperatura corporal al consumir energía por evaporación sobre la superficie corporal, mantiene el grado de acidez y la emulsión fisiológica de la piel y constituye una vía de eliminación de residuos y toxinas.

Mi sudor huele mal ¿cuál es el motivo?

El sudor es en origen inodoro, es decir “no huele” cuando lo expulsamos por las glándulas sudoríparas. El olor se origina por la actividad de las bacterias que viven en simbiosis sobre nuestra piel. Estas bacterias degradan componentes inodoros del sudor y dan lugar a componentes que si huelen.

¿Cuánta cantidad es normal sudar?

El cuerpo humano expulsa agua mayoritariamente a través de la orina, las heces, la respiración y la de la sudoración visible y no visible. La sudoración está sujeta a muchos factores (clima, actividad física, estrés, entre otros) y puede variar desde 200 mL hasta más de un litro al día. Todo lo que exceda la normalidad constituye una hiperhidrosis.

¿Es normal que algunas partes de mi cuerpo suden más que otras ó huelan más?

Existen dos tipos de glándulas sudoríparas. Las ecrinas y las apocrinas. Las ecrinas se encuentran distribuidas por todo el cuerpo en mayor ó menor cantidad según la zona, están controladas por el sistema nervioso simpático y eliminan un sudor de olor casi inexistente. Las apocrinas están controladas hormonalmente y forman parte de los caracteres sexuales secundarios. Su sudor es más espeso y adecuado para la proliferación de las bacterias simbióticas que antes mencionábamos.

Es fácil entender que las zonas con más concentración de glándulas y sobretodo del tipo apocrino presentarán olor. Esto puede potenciarse si no adoptamos las medidas higiénicas adecuadas. En general las zonas más propensas a sudar son axilas, zona ano-genital, plantas de los pies y palma de las manos.

¿Qué medidas higiénicas y productos me recomiendas?

Utilizar ropa de tejidos naturales y transpirables como el algodón, calcetines de hilo de cangrejo entre otros, utilizar productos de limpieza antisépticos, cambiarse la ropa en contacto directo con la piel a diario, higiene corporal diaria y solicitar asistencia sanitaria en caso de notar un exceso de sudoración son medidas higiénicas para evitar el olor corporal.

Del mismo modo pueden utilizarse antitranspirantes y desodorantes sobre la piel limpia y seca. Existe una gran variedad de compuestos para formular estos productos. La elección del producto más apropiado debe hacerse con espíritu crítico y si es necesario con el consejo de un sanitario cualificado dado que un error en el producto escogido podría no solucionar el problema, aumentarlo ó producir otros nuevos.

Como se ha mencionado existe una gran variedad de compuestos que podemos encontrar en estos productos:

  • Bactericidas y bacteriostáticos: eliminan e inhiben la proliferación bacteriana.
  • Absorbentes: se unen a los compuestos que producen olor y dan lugar a un nuevo compuesto que no huele.
  • Perfumes: enmascaran el olor. Realmente es la peor opción y la menos higiénica. Se trata de una “odorización” más que de una “desodorización” y nunca debe ser el pilar de acción del producto desodorante.
  • Astringentes del sudor: bloquean la salida del sudor parcialmente y en ningún caso el bloqueo debe ser total. Su máximo exponente son los derivados de aluminio que también actúan frente a las bacterias.
  • Existen otros productos capaces de actuar sobre el metabolismo de las bacterias que procesan el sudor sin eliminarlas de forma que no dan lugar a productos con olor pero se respeta la flora simbiótica tan beneficiosa para nuestra piel.

Farmacias Castellón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *