PRESENTACIÓN PUBLICADA EN CENTRO DE SALUD RAFALAFENA

-Una dieta hiperproteica debe ser personalizada, elaborada y monitorizada por un profesional y un equipo.
-Una dieta hiperproteica controlada por un profesional parece ser un factor protector de la salud ósea si además es variada.
-Una dieta hiperproteica supone un aumento del riesgo de litiasis renal
-Una dieta hiperproteica mal controlada por personal no capacitado supone un peligro para enfermos renales (sobretodo no detectados).
-Algunos autores consideran una dieta hiperproteica como un factor de riesgo para la salud ósea, pero esta afirmación esta sometida a muchos otros factores y existen autores que se oponen a ella. Además hay poco estudiado a largo plazo. Serán necesarios posteriores estudios, aunque de dificil diseño, debido a que los cambios óseos suelen ser lentos y pueden tardar años.

DESCARGA LA PRESENTACIÓN Y ENCUENTRA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL TEMA