Por qué me han indicado un complejo con Vitamina A para la vista

vitamina-a-ojos-farmacias-castellon-arturo-esteve

¿Por qué me han indicado un complejo con vitamina A para la vista? Siempre he sabido que la zanahoria era buena para la vista por su alto contenido en vitamina A pero ¿cuál es su papel?

Muchas veces las creencias populares se adelantan incluso a la ciencia y aciertan de pleno en la diana. Todos sabemos que nuestros abuelos mezclaban lentejas con arroz mucho antes de saber que las legumbres tienen todos los aminoácidos esenciales aunque uno en concreto en proporción inadecuada para nosotros y que sí está presente en cantidad suficiente en el cereal. La vitamina A es indispensable para una correcta función del órgano de la visión, es un hecho, no solo una creencia popular y en unas pocas líneas trataremos de explicar la razón que hará que agradezcamos a nuestros mayores que insistieran tanto en que comiéramos zanahorias y otros vegetales que tan poca gracia nos hacían.

El sentido de la vista tiene como objeto transformar la energía lumínica que capta nuestro órgano de la visión en energía eléctrica ó impulso nervioso, que es la forma en la que nuestro organismo, a través de las correspondientes vías aferentes, transmite la información que recibimos hasta un centro de integración e interpretación concreto de nuestro sistema nervioso central. Es decir, todo estímulo que nuestro cuerpo pueda captar (luz, olor, sabor…) será transformado en el mismo tipo de impulso eléctrico que será transmitido eso sí por unas vías nerviosos aferentes concretas y llegará a un punto de nuestro sistema nervioso central también concreto. Si ese impulso supera un determinado umbral nuestro cuerpo lo detectará y reaccionará ante él.

Centrándonos en el ojo debemos conocer que el órgano de la visión puede dividirse según lo que ya hemos comentado, en sistema de recepción del estímulo, sistema de transmisión del impulso y sistema de integración e interpretación. Pues bien, a nuestra protagonista, la vitamina A, la vamos a situar en la última capa del sistema de recepción, la retina. La retina a su vez está formada por 10 capas principales y siguiendo el sentido de entrada de la luz en el ojo, en la penúltima capa encontramos unas células neuronales llamadas fotorreceptores (conos y bastones) donde la vitamina A va a pasar a formar parte de unos fotopigmentos indispensables para el sentido de la vista.

Existen 4 fotopigamentos que son resultado de la unión de una proteína tipo opsina y de retinal, un derivado de la vitamina A. Cada fotopigmentos está destinado a detectar un color diferente: grises, rojo, verde y azul. La fotorreceptores tienen dos segmentos, uno interno y otro externo que es justamente donde se realizará la unión de la proteína tipo opsina (4 tipo que darán lugar a 4 fotopigmentos) y el retinal derivado de la vitamina A que proviene del almacén del hígado y que es transportada por el plasma sanguíneo hasta los fotorreceptores por una proteína debido a que al ser liposoluble, no puede viajar en solución en el plasma y necesita un “transporte”.

Evidentemente el sentido de la vista entraña mucho más que la pequeña pincelada que aporta este texto, pero la intención del mismo era mostrar hasta qué punto es importante incluir alimentos ricos en vitamina A a diario y en cualquier caso si las necesidades están aumentadas, suplementar con complejos vitamínicos ó medicación. En este punto y antes de terminar, solo indicar que la vitamina A es una vitamina liposoluble y potencialmente teratogénica por lo que no debeos suplementarnos nosotros mismos sin consultar al profesional sanitario adecuado en cada caso particular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *